miércoles, 15 de octubre de 2008

Crítica de "Quemar después de leer"


TITULO ORIGINAL: Burn After Reading
AÑO: 2008
DIRECTOR: Ethan Coen, Joel Coen
GUIÓN: Ethan Coen, Joel Coen (Novela: Stansfield Turner)
REPARTO: Brad Pitt, George Clooney, Tilda Swinton, John Malkovich, Frances McDormand, J.K. Simmons

SINOPSIS: Ozzie Cox (John Malkovich) es un agente de la CIA que está escribiendo sus memorias, con toda su experiencia en la Agencia, en un CD. El problema surge cuando su mujer (Tilda Swinton) le roba el CD y se lo deja accidentalmente en el gimnaso, lugar donde lo encuentran unos empleados sin escrúpulos que intentan chantajear a Cox. A raiz de esto, la CIA manda a un asesino (George Clooney) para intentar solucionar el entuerto. Basada en la novela "Burn Before Reading: Presidents, CIA Directors, and Secret Intelligence" del ex jefe de la CIA Stansfield Turner.

CRÍTICA: En menos de un año los Coen estrenan otra película, aunque muy pero que muy diferente a la oscarizada “No es país para viejos”. En esta ocasión nos encontramos con una parodia a las películas de espías, basada, a saber en que medida, en un libro de un ex-agente de la CIA titulado "Burn Before Reading: Presidents, CIA Directors, and Secret Intelligence". Y la verdad es que la película no defrauda en absoluto.

En cuanto al apartado técnico es sobrio como casi siempre en los Coen, sin artificios ni cosas extrañas. Es seguramente en lo que menos te fijas de la película, aunque los créditos del principio y final me han gustado, al más puro estilo espía.

Sin duda el plato fuerte de la película es el reparto, plagado de estrellas “coenianas” y con nuevas incorporaciones de lo más interesante. El papel más sorprendente es el de Brad Pitt, el cual se corona con su bailecitos amanerados, uno de los puntos divertidos de la película; Goerge Clooney hace de galán pero acaba siendo quizás el más estúpido de todos; John Malkovich se luce insultando a diestro y siniestro, con una sobreactuación de lo más divertido, y las mujeres, McDormand y Swinton, en unos papeles más que correctos y característicos de ambas. A todo este reparto hay que añadirle un par de escenas, las más divertidas de la película y en las que mas se siente identificado el espectador, con el gran J.K. Simmons.

En resumen, no es “El Gran Lebowski” ni es “Fargo”, pero sin duda es lo mejorcito que podemos ver ahora mismo en la cartelera, y tiene una mezcla de ambas, el lío sin sentido de la primera y los personajes estúpidos y fracasados de la segunda.

3 comentarios:

Mia dijo...

A mi esta peli me encantó. Pero encantar encantar. Voy a volver el sábado a verla de nuevo. Me encaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaanta xD.
Brad Pitt me gustó muchísimo, me reí demasiado.
Tilda me gusta desde siempre, es una actriz que me parece muy guay. Y Frances McDormand fue una de las que más me gustó, me sorprendió.

En fin, que estoy con ganas de volver a verla, y nada, eso xD.
Muchos besoss (K)

Roberfumi dijo...

Tengo ganas de verla la verdad, aunque voy con cuidadin despues del chasco de No es país para viejos....pero bueno, seguro que para hacerme unas buenas risas me llega

Ciaoo!!

Juanjo dijo...

A mí también me encantó la película. Como bien dices, no es el gran Lebowski pero me alegra saber que han vuelto a la comedia por la puerta grande.

Para mí el papel de Malkovich le venía como anillo al dedo a Steve Buscemi.

La ciudad que nunca duerme © 2008 Template by:
SkinCorner