jueves, 19 de marzo de 2009

"Relatos del Navío Negro": Piratas y psicología en perfecta unión (completando Watchmen)


Cuando Zack Snyder se propuso adaptar Watchmen al cine sabía que había que hacerlo lo mas fiel posible, y aunque sabía que todo lo que hiciese no iba a poder salir en el montaje para cines de la película, podría explotarlo en el mercado del DVD, y así se puso manos a la obra con “Relatos del navío negro”, el metacomic (comic dentro del comic) de Watchmen, donde narra las andanzas de un capitán de barco, doblado por Gerard Buttler, que se ve asaltado por unos piratas que matan a toda su tripulación, y a partir de ahí la desesperación y la locura se harán presa de él.

La idea de un cómic de piratas fue concebida por Moore porque Gibbons y él pensaron que ya que en la historia de Watchmen los ciudadanos “probablemente no estarían interesados en absoluto por los cómics de superhéroes”. Gibbons sugirió la idea de un tema de piratas, con lo que Moore se mostró de acuerdo. Un dibujante de cómics real, Joe Orlando, se menciona en Watchmen como uno de los autores principales de Relatos del navío negro.


El cómic lo lee un adolescente que se sienta al lado de un quiosco, cuyo propietario suele aparecer hablando de las últimas noticias y comentándolas con sus clientes, para comparar la vida de los protagonistas del comic con la gente de la calle, algo que engrandece esta obra. Diversos fragmentos del cómic se mezclan con sucesos que tienen lugar en la historia principal de Watchmen y muchos comentarios del metacomic se incluyen dentro de las viñetas del comic.


Moore ha comentado que la historia del navío termina describiendo la historia del propio Ozymandias, quien en su diálogo final con Manhattan admite tener una recurrente pesadilla en la que “sueño que nado hacia una horrenda...”. Además, la historia del cómic también está relacionada con “Rorschach y su captura” y también se relaciona con el exilio del Dr. Manhattan a Marte”. Moore también comentó que pensaba que la viñeta inicial del tercer capítulo, en la que aparecía el símbolo de contaminación radioactiva se parecía al “dibujo estilizado de un barco negro”. Así, dicho símbolo representaría a “un barco negro bajo un cielo amarillo”. Un genio este Moore.


Queriéndole dar autenticidad a la historia los directores Mike Smith, Daniel DelPurgatorio (gran apellido) han hecho una animación simple pero a la vez efectista y resultona, muy parecida a la que podemos leer en el comic, para así hacerla más fiel y darle un toque “antiguo” para que parezca que son viñetas que se mueven.

Por lo demás poco queda que decir, más que es una pequeña joya del comic dentro del comic muy bien adaptada al cine, y que conforme pasan los minutos va cogiendo mucha más fuerza hasta llegar a un final realmente contundente.

3 comentarios:

mia dijo...

Qué chupi!!!!!!! Yo me estoy descargando el cómic de internet, pero no me mires mal, que me lo voy a comprar igual xD.

Cinematic dijo...

Ya lo comenté en mi entrada junto con Watchmen. En tan sólo 25 minutos, Relatos del navío negro sintetiza mucho mejor la escencia de la obra original que la propia película, en la que algún que otro elemento es brillante, bastantes aciertados, pero la mayoría atropellados.

Saludos.

Cinematic dijo...

Perdón, "acertados".

La ciudad que nunca duerme © 2008 Template by:
SkinCorner